navidad-consciente. Simply Natural tienda online de cosméticos naturales

Llegan las anheladas (y temidas por otr@s) Navidades.

La mayoría de los animales hibernan en esta época del año; ralentizan sus ciclos vitales para ahorrar energía y pasar el invierno al abrigo de sus madrigueras. Pero no es así para el Homo sapiens

Y lo que debería ser un tiempo de introspección y reflexión, un tiempo de parar y enfocar cómo queremos vivir el nuevo año, con sus nuevos retos y propósitos, se convierte en justamente lo contrario:
Hay que quedar, hay que hacer, hay que comprar, hay que, hay que…

 

Compromisos y tradiciones

Es muy fácil dejarse llevar por los compromisos y tradiciones. Al acabar las fiestas navideñas nos encontramos con algún kilo de más encima, con bastantes euros menos en el bolsillo y con un montón de regalos inservibles que pronto acabarán olvidados en un rincón.
¿Realmente nos merece la pena consumir como si no hubiera un mañana?

 

Otras formas de regalar

Vivimos unos tiempos en los que disfrutamos de todo lo que necesitamos/deseamos prácticamente de forma inmediata.
Y damos por hecho que tiene que ser así (aunque muchas personas en el mundo no tengan la misma suerte).
¿Por qué no considerar otras maneras de regalar? ¿Por qué no regalar nuestro tiempo, algo sencillo, algo práctico?
Desde Simply Natural queremos mostarte algunas ideas:

Regalo nº 1

Una hora para tomar un té con amigos (pero de los de verdad). Vivimos faltos de tiempo. Cada vez nos cuesta más “rascarle a la vida” un ratito para ese reencuentro que llevamos posponiendo desde vete a saber cuándo. Disfruta de un té con esas personas que de verdad “te suman” y no “te restan”. Este regalo te lo haces a ti mism@.

 

Regalo nº 2:

No pasarse con los regalos es un regalo en sí mismo. Para los que sois madres/padres: No saturéis a vuestros hijos con juguetes. Seleccionad bien y hacer llegar al resto de familiares vuestro propósito para que no se “emocionen escribiendo la carta a los Reyes Magos”. El exceso de regalos provoca en los niños efectos contraproducentes a muchos niveles. Os recomendamos que echéis un vistazo a (La regla de los cuatro regalos) . Una magnífica idea es aprovechar los días soleados de invierno para salir con los más pequeños al campo, al aire libre, a respirar aire puro, a contactar con la Naturaleza.
No hay mayor regalo para ellos que el tiempo que les dedicamos.

Aprovechar los días soleados de invierno para dar un paseo en plena Naturaleza puede ser un gran regalo

 

Regalo nº 3:

Regalar cosas prácticas. A lo mejor os hace gracia, pero mi abuela tenía por costumbre regalar medias (panties) a sus hijas y pañuelos de algodón a sus hijos por Navidad (algo que a día de hoy puede resultar insignificante era entonces apreciado). Obviamente los tiempos han cambiado y ni las mujeres tienen por qué usar medias ni, lamentablemente, las personas (o muy pocas) hacemos uso de los pañuelos de algodón para limpiarnos (otra buena costumbre que deberíamos retomar para dejar de usar pañuelos de usar y tirar).

Regala algo práctico, regala cosmética natural

En nuestra web puedes encontrar cosméticos naturales para toda la familia, amigos, con los que hacer un regalo original.

Regalos prácticos, de uso diario y además, respetuosos con la piel y con el entorno. Puedes optar por packs ya elaborados o bien crearlos tú mism@. Tan sólo tienes que elegir, nosotras nos encargamos del resto: lo empaquetamos (de manera sostenible, eso sí) y lo enviamos a la dirección que nos indiques. Dispones de diferentes vías para contactarnos por si quieres añadir algún mensaje o consultar qué tipo de producto se adecúa más a esa persona a la que quieres sorprender. ¡Seguro que aciertas!

 

Regalo nº 4:

Celebrar estos días con tus seres más queridos que seguís juntos. Porque al final de lo que se trata es de eso, de disfrutar un año más de la cena de Nochebuena o la comida de Navidad Junt@S. No importa lo que haya en la mesa, no importa si es tortilla de patatas o langosta. No importa si vas de lentejuelas o en vaqueros. Al final, de lo que se trata es de compartir y de disfrutar los momentos. El aquí, el ahora, y guardarlos en nuestra memoria.

Como véis, nosotras también hemos cumplido la regla de los cuatro regalos y no queremos saturaros más.

Tan sólo nos queda desearos unas muy Felices Navidades Conscientes y un muy Próspero (y también Consciente) 2020.