Diferencias entre serum y crema hidratante. Simply Natural tienda online de cosmética naturall.

Diferencias entre Sérum y Crema Facial.

Diferencias entre sérum y crema facial.

Una de las preguntas que me hacéis más frecuentemente es si  merece la pena incorporar un sérum en vuestras rutinas.

Pero antes de nada, ¿qué es un sérum? ¿Sustituye a la crema? ¿Lo aplico antes o después de ésta? ¿Cuál de los dos le irá mejor a mi piel?

Para aclarar vuestras dudas,  empezaré por explicar las diferencias entre sérum y crema hidratante.

Nuestro rostro, cuello y escote sufren deshidratación y sequedad diariamente por la exposición a los rayos solares, el viento, la polución y otros factores. Si a ello le sumamos el paso del tiempo nuestra piel cada vez acusa más arrugas, líneas de expresión, manchas, …

Afortunadamente encontramos en la cosmética natural facial el aliado perfecto para mitigar estos signos, aportándonos los activos necesarios para que nuestra piel luzca saludable y vital.

Sin embargo, cuando se trata de elegir qué producto necesita nuestro tipo de piel, tenemos dudas acerca de cuál será más adecuado (crema o sérum). Por ello es necesario conocer sus diferentes características:

Cremas Faciales:

Este formato de tratamiento es el más habitual y práctico. Ofrece una mayor hidratación y protección frente a las agresiones externas gracias a la barrera que genera en nuestra piel.

Podríamos decir que existe una crema para cada tipo de piel en función de las características que ésta tenga. Cada piel necesita de unos cuidados específicos y  se los podemos proporcionar eligiendo una crema cuyos componentes nos ayudarán a obtener los resultados deseados.

Con una rutina en la que solo utilices crema los resultados se verán a más largo plazo.

 

Con textura suave y untuosa. Estas cremas más densas están especialmente indicadas para aquellas pieles secas que se ven expuestas a climas fríos, trabajos en el exterior, calefacciones.

De textura suave y ligera. Tipo de emulsión o fluído. Éste penetra inmediatamente en la piel y la matifica sin dejar película grasa.

A diferencia de la crema, la textura del fluido y la sensación de frescor que genera son más agradables en climas cálidos. Suelen estar recomendadas para pieles grasas.

¿Quieres mirar nuestra selección de cremas faciales?

 

 

Sérum Facial:

El sérum, a diferencia de la crema, es un concentrado cosmético con activos más potentes y mayor penetración y permanencia de los activos en la piel.

Su textura, muy fluida y de rápida absorción, no deja película grasa (ideal para el verano o para pieles con tendencia a los brillos).

En caso de contener algún componente (como es el caso de algunos aceites esenciales) fotosensible hay que utilizarlos por la noche para evitar la aparición de manchas.

Con los sérums se aprecian los resultados de forma más inmediata.

Los serums faciales son tratamientos complementarios que se utilizan al mismo tiempo que una crema o un fluido, ya que necesita un producto como base. Dependiendo de los activos y necesidades de nuestra piel, existen diferentes sérums faciales que aportaran a ésta todo lo que necesita.

Debido a su formulación, y a diferencia de las cremas, los sérums no ejercen el efecto de barrera ante las agresiones medio ambientales ni contienen filtros solares, por lo que se recomienda siempre utilizarlos de manera complementaria, y nunca sustituirlo por nuestro tratamiento hidratante de día.

“¿A qué edad es recomendable comenzar a utilizar un sérum en mi rutina diaria?”.

A partir de los 25-30 años la piel de la mujer comienza a dismininuir la producción de colágeno. Por tanto, el uso de un sérum adecuado a tu tipo de piel te ayudará a mantenerla en buenas condiciones.

 

Con todo lo anteriormente expuesto y si me preguntáis si merece la pena incorporar un sérum en vuestra rutina facial, mi respuesta es: rotundamente sí. Porque su potente concentración de principios activos va a revitalizar vuestra piel y váis a notar los cambios de manera mucho más inmediata.

¿Ya habías incorporado este cosmético en tu rutina facial?

¿Te animas a probar alguno de nuestros sérums?